Asisge

Noticias

EL ESTANCAMIENTO LABORAL ES LA PRINCIPAL PREOCUPACIÓN DE LOS TRABAJADORES AMBICIOSOS Y EXIGENTES

EL ESTANCAMIENTO LABORAL ES LA PRINCIPAL PREOCUPACIÓN DE LOS TRABAJADORES AMBICIOSOS Y EXIGENTES

¿Llevas tiempo sin poder evolucionar en tu trabajo?, ¿tus jefes no valoran tus resultados?, ¿piensas que ya has tocado techo laboralmente y eso te agobia? ¿La gente que te rodea mejora por promociones internas o cambios de trabajo? Parece el típico anuncio en el cual ahora el presentador te da la solución mágica para resolver todas tus curas… pero lo siento mucho, no soy ningún mago.

Cuando llevas dos, tres o cinco años en la misma empresa y sin ningún cambio en tus funciones y/o responsabilidades te lleva a una sensación de estancamiento, de agobio, malestar y malhumor general. Trabajas a disgusto, a la defensiva ante cualquier situación y en el ámbito familiar te alteras por cualquier tontería. Esto se amplifica más todavía cuando observas que compañeros tuyos consiguen avanzar más rápidamente cuando no hacen tantos méritos como tú, o ves que cuando intentas hacer las cosas bien y lo consigues tu jefe de alguna u otra forma echa tu trabajo por tierra y todo tu esfuerzo no ha servido para nada. Y el peor de los casos, en mi opinión personal, es cuando tus jefes se reúnen contigo para prometerte una serie de cosas en función de ciertas mejoras de la compañía u objetivos y a la hora de la verdad ves que gracias en parte a tu dedicación y esfuerzo (que para eso te pagan) las cosas en la empresa van mejor pero tú sigues exactamente igual… “oye jefe que habíamos hablado de que cuando fueran mejor las cosas… – dices tú” “Si bueno, pero… – comienza a contestar el jefe” Este tipo de respuestas nunca acaban bien… normalmente acaban con más falsas promesas.

Esta sensación de “quemazón” se alivia por momentos y notas que va y viene esa frustración laboral. Se amplifica el lunes, teniendo el punto máximo de malestar laboral a mitad de semana y se empieza a disipar el viernes. O cuando consigues unas vacaciones piensas “esta vez sí que desconecto del trabajo” y al final acabas dándole vueltas a lo mal que estás con las condiciones actuales con la empresa… nunca llegas a desconectar. Es un pensamiento que te taladra constantemente dejándote algún respiro cuando tu cabeza se centra con hobbies, deportes u otras aficiones. 

Uno de los consejos que doy es intentar tener alguna afición para poder descansar y desconectar cuando realmente es necesario. Uno de los hábitos que suelen tener los buenos jefes, líderes y/o empresarios de éxito es la práctica del deporte. Salir a correr, a pasear, a jugar a algún deporte es siempre una actividad muy buena para la salud mental.

Si aún con el deporte de consigues vencer ese pensamiento negativo sobre tu situación laboral, lo que te recomiendo es otro entretenimiento: búsqueda de trabajo. Comienza a buscar otro empleo que te mejore las condiciones actuales, y para que lo hagas de buena gana y con energía, te dejo el link de una noticia donde explica que “La oferta de empleo publicada en Internet aumenta un 31% en España en el cuarto trimestre de 2015”

Por último, lo que se suele hacer mucho también es plantearte objetivos. Puedes empezar a pensar que en 3 años quieres cambiar de empresa… ¿qué debo hacer? ¿qué me hace falta estudiar/aprender? ¿dónde empiezo a buscar? Y al mismo tiempo debemos, de vez en cuando, echar la vista atrás y pensar de forma fría y objetiva ¿realmente tengo motivos para quejarme? ¿Cuál ha sido mi cambio y mis mejoras en los últimos dos, tres o cinco años?

https://pedroleira.com/2016/02/24/el-estancamiento-laboral-es-la-principal-preocupacion-de-los-trabajadores-ambiciosos-y-exigentes/

RegresarRegresar