Asisge

Editorial

'Las Farc están comandadas por unos trogloditas': Luis Alberto Erazo

'Las Farc están comandadas por unos trogloditas': Luis Alberto Erazo

El oficial contó detalles de su fuga en entrevista con ET Canal EL TIEMPO.
Desde su habitación en la Clínica de la Policía, donde se recupera de heridas en el rostro y en el cuello, producto de los disparos que le hicieron los guerrilleros al momento de fugarse, el sargento Luis Alberto Erazo relató los momentos de angustia que vivió luego de que sus compañeros José Libio Martínez Estrada, Edgar Yesid Duarte Valero, Elkin Hernández Rivas y Álvaro Moreno, fueran asesinados por las Farc (Así fue la operación Júpiter donde murieron los cuatro militares).

Erazo contó que sobre las 9:15 de la mañana, mientras doblaba una cobjia en su improvisado campamento, comenzaron los disparos.

"Escuché muchos disparos como a 15 metros y luego siento impactos en la cara y el cuello. Entonces supe que la cosa era conmigo. Miré para atrás y me di cuenta que el guardia se fue hacia otro lado y me dio el campo de fugarme. Entonces arranco a correr hacia la selva y veo al que me perseguía corriendo detrás mío hasta que lo pude perder. Me siguieron con 3 kilómetros", contó Erazo.('El desespero los tenía enfermos y demacrados': alias 'Rosalba').

 Según el oficial, "los guerrilleros nos decían que en caso de combate corriéramos al lado de ellos porque nos iban a entregar sanos y salvos. A mí se me olvidó eso y corrí hacia la selva. Mis compañeros, en cambio, avanzaron hacia ellos y ahí fue cuando los asesinaron a mansalva y sobre seguro".

A pesar de las heridas, Erazo aprovechó que no estaba encadenado y corrió con todas sus fuerzas, siempre alejándose del sitio en el que había pasado las últimas 12 horas (el grupo venía desplazándose desde el norte de Caquetá hacia Putumayo).

Así, logra salir del área del campamento y decidió esconderse en un tronco y no moverse más. Estuvo escondido por casi ocho horas, hasta que se convenció de que las voces que oía eran de soldados.

"Primero veo unos tipos todos barbados en camiseta maniobrando con motosierra y machetes, abriendo un claro. Yo no creí que eran soldados sino guerrilleros que esperan capturarme. Pero entonces, veo un uniformado con casco y visor nocturno y supe que era un soldado. Yo me acerco, pero los militares me ven y toman sus armas. Yoo les digo que soy policía. Entonces me abrazan y me dan la bienvenida".

Erazo afirmó que si bien no hubo maltrato sicológico, sí hubo malos tratos físicos, como encadenarlos del cuello y las manos y atarlos a un árbol en las noches.

"Lo hacen amanecer a uno amarrado. Yo quiero decirles que esas son técnicas cavernícolas, trogloditas que no se deben aplicar a los mismos colombianos"; relató el uniformado sobreviviente de la masacre de sus cuatro compañeros.

Aseguró, además, que en la guerrilla nadie lamente una muerte, bien sea de un compañero o de un jefe como alias 'Alfonso Cano', abatido recientemente por las Fuerzas Militares. "A rey muerto, rey puesto. Si uno muerte otro se pone en su lugar", afirmó,

Luego, invitó a los guerrilleros que aún están en el monte a desmovilizarse: "Muchos tienen tienen esposa, hijos, madre hermanos. En sus casas los están esperando. Les digo que deserten, que no sean gobernados por esos trogloditas que los abusan física y muchas veces sexualmente", remató

Estado de salud de Erazo

 El parte médico descartó patología psicótica, según informó la directora del Hospital de la Policía.

Señaló que el cuerpo médico está sorprendido "de las capacidades físicas y emocionales (del sargento) para soportar este tipo de cautiverio" (vea aquí una galería de imágenes con la llegada de Erazo).

"Cuando llegó al hospital tuvo varias intervenciones. Fue valorado por el equipo de salud mental descartando alguna patológica psicótica, fue valorado por salud oral, que le encontró pérdida de algunas piezas dentales, por lo que será sometido a rehabilitación oral", dijo la coronel Adriana Camero, directora Hospital Central de la Policía (Columnista de La Razón de España critica la posición benévola de Europa hacia las Farc).

Añadió que el servicio de cirugía plástica le detectó una herida de proyectil en el pómulo izquierdo, de unos 3 centímetros de diámetro, secuelas de esquirlas en el cuello y unas escoriaciones en los brazos y en el tórax.

"Está en muy buenas condiciones generales, con un estado de ánimo satisfactorio, con muchas ganas de vivir", dijo la coronel Camero.

De acuerdo con el parte médico, el sargento Erazo podría ser dado de alta en dos o tres días.

 

Así fue el reencuentro con su familia

Once años, once meses y 17 días después, el sargento de la Policía Luis Alberto Erazo Maya volvió a hablar con Liliana y Lizeth, sus dos hijas. Ese fue el tiempo que duró secuestrado el único sobreviviente del asesinato de rehenes cometido por el frente 63 de las Farc en el sur del Caquetá.

El reencuentro se produjo ayer, sobre las 4 de la tarde, en la Clínica de la Policía en Bogotá y Erazo, que dejó en su natal Nariño a dos niñas, se encontró con un par de jóvenes que lo pusieron al tanto de cómo cambió la familia tras más de una década de ausencia.

Se enteró, por ejemplo, de que ya es abuelo -su nieto se llama Jefferson-, y su mamá, doña Blanca Maya, le contó que el loro y los gansos que dejó en la casa todavía están vivos y esperándolo.

"Dios existe", repitió Erazo una y otra vez. Rezar, contó, fue su única esperanza. De hecho, entre los objetos que trajo de la selva en una mochila que él mismo tejió había un misal.

"Oraba hasta por los guerrilleros", les dijo ayer a quienes lo visitaron en el hospital. Entre ellos estuvieron el presidente Juan Manuel Santos y varios generales.

En la cara y en el cuello el sargento tiene rastros de las esquirlas de las granadas que le lanzaron los guerrilleros. Trae en su frente las picadas de los insectos de la selva. En cautiverio, además, perdió varias piezas dentales.

Lo que más impresionó a los que lo vieron fue la tristeza de su mirada y su delgadez. Y su desolación fue aún mayor cuando le informaron, en el hospital, que sus compañeros de cautiverio estaban muertos.

Del cautiverio, Erazo trajo una tabla de 30 por 20 centímetros que por un lado tenía pintado un escudo de la Policía y por el otro un tablero de ajedrez. Empacó parte de la ropa que usó durante el secuestro y su diario, además de una brújula artesanal.

'Imagen de Farc se deterioró aún más'

El asesinato de cuatro uniformados secuestrados, perpetrado por las Farc, deterioró "aún más" la imagen del grupo guerrillero, tanto en Colombia como en el contexto internacional, coincidieron en afirmar analistas consultados por EL TIEMPO.

El crimen, además, tuvo repercusiones a nivel político, pues, al menos por ahora, el Congreso no va a discutir la posibilidad de otorgarles vocería política a los grupos armados ilegales que eventualmente se desmovilicen. Esa disposición será eliminada del texto de la ponencia para el tercer debate del proyecto de marco jurídico para la paz.

"En estas condiciones de crueldad no se lo merecen, no hay condiciones para pensar en vocería política", afirmó el senador Roy Barreras, ponente de esta iniciativa, respaldada por el Gobierno.

Y es que si bien el presidente Juan Manuel Santos ha reiterado en las últimas semanas su voluntad de abrir la puerta a una salida política del conflicto, en caso de que haya muestras de buena voluntad de parte de las Farc, el Gobierno también está enfilando baterías en el frente militar para afrontar lo que el propio mandatario llamó la "fase final del conflicto".

Este esfuerzo estará acompañado por un "nuevo plan de guerra".

"El discurso del Gobierno ha sido muy claro y no se verá alterado: combatir a los alzados en armas y definir el momento en que se esté listo para darle solución al conflicto", dijo el ex comisionado de paz, Víctor G. Ricardo.

Por su parte, el analista Rafael Nieto considera que los esfuerzos para buscar la paz no cesarán. "El Presidente está obsesionado con pasar a la historia y está convencido de que eso implica un proceso de paz exitoso".

A su turno, María Victoria Duque, subdirectora de razonpublica.com, subrayó que si bien "no hay nadie que pueda defender las acciones de las Farc", la "dinámica de la guerra solo se podrá terminar mediante un proceso de negociación política del conflicto".

Rechazo

Firme condena de la ONU

La Oficina en Colombia del Alto Comisionado de las Naciones Unidas calificó de "crimen de guerra" y "asesinato atroz" la masacre de los cuatro uniformados.

"Estos son crímenes de guerra que podrían constituir crímenes de lesa humanidad. Son el producto de la deshumanización progresiva del conflicto armado interno", dijo a través de un comunicado Christian Salazar, representante de esta oficina en el país.

Salazar añadió que "estos hechos irracionales no son una práctica aislada o esporádica", por lo que "merecen el repudio más fuerte". Según Diego Cardona, ex viceministro de Relaciones Exteriores, esta es una declaración "contundente" de Naciones Unidas contra las Farc, en la que les "advierten que este crimen, que viola flagrantemente el Protocolo II de Ginebra, puede llegar a otras instancias como la Comisión de Derechos Humanos de la ONU o la Corte Penal Internacional (CPI)".

A juicio del académico y experto en política internacional Jairo Libreros, este es un "mensaje claro" de la ONU, que "notifica a Colombia y específicamente al secretariado de las Farc de que este hecho puede entrar a la órbita de la CPI".

La Corte Penal entra a operar cuando la justicia de un país no puede o no muestra interés por aplicar justicia contra los responsables de delitos atroces. Esto implica que incluso, si hay indultos o amnistías, ese tribunal podría no tomarlos en cuenta y seguir persiguiendo a los responsables.

Voces

Papa Benedicto XVI
A través de un comunicado

"Recibo con dolor esta trágica noticia; oro por los familiares de las víctimas y por el amado pueblo de Colombia en estos momentos de sufrimiento e imploro el cese de la violencia".

Embajada de Estados Unidos
A través de un comunicado

"Lamentamos profundamente la muerte de estos cuatro uniformados. La toma y el asesinato de rehenes es un acto terrorista y debe ser censurado por todos. Apoyamos al país en su esfuerzo por acabar con todas las formas de terrorismo".

José Miguel Insulza
Secretario general de la OEA

"Este hecho representa una grave violación del Derecho Internacional Humanitario y un crimen de lesa humanidad que merece el rechazo de toda la comunidad nacional e internacional".

Tres cargos a guerrillera

Anoche, un fiscal de Derechos Humanos imputó cargos por rebelión, secuestro y homicidio contra Sandra Patricia Velásquez Ñañez, la guerrillera capturada tras el asesinato de los cuatro secuestrados. Ella tiene 23 años.


http://www.eltiempo.com/justicia/ARTICULO-WEB-NEW_NOTA_INTERIOR-10843352.html

Tags

RegresarRegresar