Asisge

Editorial

Estos son los primeros 2 pasos para alcanzar la libertad financiera.

Estos son los primeros 2 pasos para alcanzar la libertad financiera.

2 sencillos pasos para alcanzar la libertad financiera.
Paso 1: Analiza lo que tienes y lo que debes.El primero de los pasos para alcanzar la libertad financiera es entender qué es lo que tienes y lo que debes. Ya que no tiene sentido hacer un plan para el futuro si no sabes cómo está tu panorama financiero actual. Esto puede ser más difícil de lo que parece, pero es un paso esencial.
Un montón de gente utiliza el método del “avestruz” en sus finanzas personales; están metiendo la cabeza en la arena para ignorar su situación y seguir en el camino.
Esto puede ser abrumador, intimidante incluso vergonzoso; pero es hora de averiguar exactamente cuáles son tus deudas y cuáles son tus activos. No vale la pena hacer otros planes antes de que esto no quede claro.
Haz una lista de tus activos y deudas:




Activos.Ahorros, dividendos, planes de pensión, el valor de tu casa, carro y cualquier otro activo de valor sustancial. Sé honesto a la hora de hacer esta lista, no incluyas la vajilla de la casa.
Por ejemplo, la familia Frugalwood no incluye ninguna de sus posesiones en la lista de sus activos, sobre todo porque sus estimaciones sobre el valor de ellas son bastante conservadora en el cálculo de su patrimonio neto. Sin embargo, si eres dueño de algo de verdadero valor, inclúyelo.
Deudas.Préstamos estudiantiles, créditos hipotecarios, de libre inversión, tarjetas de crédito, créditos para la compra de vehículos, préstamos personales y/o familiares, entre otros.
En esta lista, ten en cuenta los detalles de cada una de estas partidas, asegúrate de saber el plazo de la deuda (en cuánto tiempo tienes que pagarlo), y las tasas de interés. Si tienes acciones, ten en cuenta los costos de administración que tu corredor de bolsa está cobrando.
Ahora haz otra lista de tus gastos mensuales:
 

 

Arriendo
Ganancias
Costo de la televisión por cable, teléfono celular, internet.
Comida
Gastos en restaurantes y bares
Mascotas
Niños
Artículos de aseo
Gasolina
Transporte
Salud
Ropa
Etc.Hacer esta lista puede ser una tarea ardua, especialmente si tienes más de una tarjeta de crédito o varias cuentas bancarias. Si este es el caso, el Sr Frugalwood te recomienda utilizar algún tipo de software, ya que es el método que él y su esposa usan para mantenerse al tanto de todos sus ingresos y gastos.
Especialmente ellos utilizan dos herramientas para tal motivo:
Mint: Te da una buena visión general. Esta aplicación te permite reunir toda tu información financiera, hacer un seguimiento de tus gastos, crear presupuestos y ahorrar dinero, entre otras.
Personal Capital: es ideal para el seguimiento de las inversiones y gastos. Innova continuamente, sin embargo, no es flexible en la categorización de elementos. Por supuesto ambos son gratis y seguros, por lo cual se te recomienda probar ambos y ver cuál de los dos se ajusta más a tus necesidades financieras.
“Vive sin arrepentimientos”La clave de este proceso es interiorizar la realidad de que el pasado es pasado, y se ha quedado atrás. No puedes retroceder el tiempo y decidir no gastar el dinero que ya gastaste.
No te reprimas por las malas decisiones que ya pasaron, todos han tomado malas medidas en su pasado financiero. Por el contrario, comprométete a empezar de nuevo. ¡Empieza hoy!




Paso 2: Crea un fondo de emergenciaEl segundo de los pasos para alcanzar la libertad financiera es crear un fondo de emergencia. Recuerda que un colchón financiero es la diferencia entre una calamidad bien resuelta o una caída en espiral hacia más deudas.
Cuando sucede algo inesperado. Por ejemplo, algún miembro de la familia fallece y te toca viajar a último momento. Tú no quieres que estos gastos adicionales sean el motivo por el cual no pudiste pagar tu arriendo/hipoteca o por lo cual no pudiste pagar el recibo de la luz.
En términos generales, la idea de este fondo es estar en una situación financiera que te permita no entrar en pánico si te quedas sin trabajo mañana.
El monto prudente para tener en este fondo, según el Sr FW, equivale a 3-6 meses de gastos básicos cubiertos. El monto se incrementaría más si trabajas en un industria que sufre de ciclos de auge y caídas. Como por ejemplo en el sector de construcción o petrolero.
Mantén este fondo de emergencia en una cuenta de ahorros, o en cheques, donde esté disponible, pero no demasiado. Esto no significa que cada vez que consideres que tienes un gasto inesperado acudas a él. Si así lo haces, debes dar prioridad y reponer este monto con tu próximo pago.

RegresarRegresar