Asisge

Editorial

Cómo volver de las vacaciones y no morir en el intento

Cómo volver de las vacaciones y no morir en el intento

Si en el inicio de este 2018, sientes apatía, cansancio, falta de energía, dificultad para concentrarse, trastornos del sueño, nerviosismo, estrés, tristeza o dificultad para retomar tus labores cotidianas y regresar a tu trabajo después de las vacaciones o fiestas navideñas, puedes estar sufriendo del síndrome postvacacional

Este síndrome se puede definir como el estado que se produce en el trabajador al fracasar el proceso de adaptación entre un periodo de vacaciones y de ocio con la vuelta a la vida activa, produciendo molestias que nos hacen responder a nuestras actividades rutinarias con un menor rendimiento

Te traemos útiles consejos para que no sufras el temido síndrome postvacacional, y para que regresar a las actividades cotidianas no se te haga tan difícil:

  1. Retoma tu actividad progresivamente
    No es recomendable apurar hasta el último día de vacaciones aunque si lo haces, por lo menos intenta retomar horarios de sueño y comenzar a disciplinarte poco a poco unos días antes de empezar tu rutina así conseguirás que la vuelta sea menos brusca.

  2. Usa la primera semana de regreso de vacaciones para organizarte
    Procura jerarquizar tus pendientes, con el propósito de dar respuesta oportuna a las tareas que se quedaron pendientes.

  3. Proponte nuevos objetivos y propósitos que te hagan crecer en todos los sentidos
    Empezar un nuevo ciclo con energía renovada e ideas claras de dónde estás y a dónde quieres llegar siempre evolucionando, lo que te mantendrá despierto y activo.

  4. Planifica mejor tu año
    Aprovecha que las vacaciones permiten mirar tus actividades de manera diferente y dialoga con tus compañeros para lograr la mejor manera de organizar lo que resta del año

  5. En el trabajo también se puede ser feliz
    Mucha gente asocia el trabajo o las obligaciones con estrés, negatividad, infelicidad…Y lo que es cierto es que muchos de nosotros pasamos más tiempo en el trabajo que en casa, por lo que tienes que encontrar tu motivación interior y ser perseverante para mantener tu felicidad a flote y que no se te escape.

  6. No sólo vivas para trabajar
    Lo ideal es que tu trabajo te apasione pero también debes encontrar tu felicidad en otras facetas de tu vida que se complementen, encontrar tu felicidad personal desarrollando tu máximo potencial en todos los lugares.

  7. Equilibra la balanza con una motivación media en cada momento
    Busca nuevas motivaciones que no sean sólo en vacaciones, desarrolla aficiones, deportes o reinvéntate dejándote llevar por tu creatividad y tu “yo interior” practicándolo durante todo el año.

  8. Sé positiv@ y mantén esa energía, no permitas que te la absorba nadie
    Una actitud muy importante ante cualquier circunstancia es ser positivo y mantenerte a flote con toda tu energía, desplegando todo lo mejor de ti en cada momento, no pierdas el tiempo en pensar los días y las horas que te quedan para empezar a trabajar, sólo disfruta.

 
 

Fuentes:
Salud Mapfre.es
Forbes Mexico.com
Patricia Erustes, comunicadora y especialista en merketing
 
 

Tags

RegresarRegresar